Elsa Schiaparelli

Elsa Schiaparelli, nació en 1890 en Roma. Su familia era aristócrata y culta, en los primeros años de su vida esta produjo una gran huella en ella, eso determinaría su personalidad de mujer tímida pero rebelde, con una necesidad por su aspecto físico, de trascender la belleza convencional para concebirla como una forma de expresión y de metamorfosis. Con 22 años se fue a Londres donde conoció al que luego seria su marido Wilhelm Wendt de Kerlor, discípulo de la espiritualista de moda Madame Blavatsky. Ella estaba profundamente enamorada, pero el resulto ser un marido muy infiel y finalmente después de que Elsa consumiera toda su herencia con el y recién nacida la hija de ambos llamada Gogo, este desapareció, fugándose con Isadora Duncan en 1920. Se dijo de ella que poseía el misterioso don de anticipar la siguiente ola. Elsa y Chanel fueron grandes competidoras en esa época. Chanel dijo de la italiana que era como la llamaba: “Hay una poesia costurera, un dadaísmo costurero y un estajanovismo costurero, el de madame Schiaparelli, que presenta sus vestidos en las fábricas”. Schiaparelli es fotografiada por Man Ray y gracias a su amiga Gabrielle Picabia la puso en contacto con los Dadaístas, Duchamp, Poul Poiret, entre otros.
En 1927 presenta su primera colección constituida por jerséis faldas y vestidos de punto tricotado. Las prendas estaban elaboradas con varias madejas que llevan camafeos de punto aplicados e hilos de metal, con motivos geométricos y frecuentes efectos de trampantojos.
Después le seguirán los tejidos experimentales: seda y lana, cuero barnizado, plástico, celofán, cremalleras decorativas… Su manera de mezclar la moda con el arte es totalmente nuevo y revolucionario.