Jeanne Lanvin

Jeanne Lanvin nace en Paris en 1867. Especializada en sombreros, se instala en el número 15 del Faubourg Saint Honoré una de las principales arterias de Paris, fundando la primera “Maison de couture” e iniciando una fulgurante carrera como diseñadora de moda para mujer, niño y hombre, siendo la primera en vestirlos para cualquier acontecimiento.
Su principal acierto es crear un guardarropa para su hija a los doce años de edad, sus clientas se fijan en los modelos de la niña y pronto le pediran que reproduzca los modelos para sus hijas, de esta manera Lanvin crea su primera colección para niñas. Para las mujeres caracterizadas por una elegancia clásica, madame lanvin supo crear un estilo original, exento de revoluciones vistosas. Un estilo acorde con la sensibilidad de la época. Desarrollando un gran refinamiento de motivos entrelazados en pasamanería, bordados de gran virtuosismo, adornos con perlas de armonias florales, ligeras y frescas. En 1925 la casa Lanvin tiene ochocientas empleadas entre sus veintitrés talleres. En 1923 el imperio Lanvin incluye también una fabrica de tintes creando colores muy personales. En 1925 Lanvin crea su primer perfume llamado Arpège, es una bola negra de cristal como frasco con logotipo dorado, estilizado por Paul Iribe, representa a una madre dándole la mano a su hija. Inspirada en una foto original de Lanvin y su hija. Símbolo y emblema del amor que se profesaban mutuamente.